DETECTIVE es aquel, o aquella, persona que después de superar un ciclo formativo universitario de tres años y reunir los requisitos impuestos por las leyes que le afectan, obtiene del Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, su Tarjeta de Identidad Profesional (TIP).


Es en ese momento, en el que obtiene su TIP, cuando el DETECTIVE está facultado para poder desarrollar su profesión legalmente habilitado.


Sus funciones son las que se establecen mediante la Ley 23/1992, de 30 de Julio, de Seguridad Privada (Art.19) y el Reglamento de Seguridad Privada Art.101) y que dicen:


Los detectives privados, a solicitud de personas físicas o jurídicas, se encargarán:


a) De obtener y aportar información y pruebas sobre conductas o hechos privados.
b) De la investigación de delitos perseguibles sólo a instancia de parte por encargo de los legitimados en el proceso penal.
c) De la vigilancia en ferias, hoteles, exposiciones o ámbitos análogos. A estos efectos se considerarán conductas o hechos privados los que afecten al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados.


En el ámbito del apartado C) se considerarán comprendidas las grandes superficies comerciales y los locales públicos de gran concurrencia.

Estudios que se necesitan para ser Detective Privado